YO TENGO HUEVOS. TÚ TIENES HUEVOS

No voy a entrar en la guerra de sexos. Nací en el 68 así que soy más de proclamar el lema de “MAKE LOVE, NOT WAR”.

Pero hay que empezar a destruir barreras, empezando por el lenguaje.

Se han escrito miles de páginas sobre lo guay que es “ser la polla” y lo chungo que es “ser un coñazo”. Esto lo dice todo…

Pues hay que cambiarlo.

¡YA!

Tengo datos “casi” científicos basados en tests de cercanía realizados en entornos laborales y familiares durante años por centenares de miles de féminas.

Vamos, lo que viene siendo las conversaciones entre mujeres. Estos son los resultados.

Decálogo del poseedor de güevos:

  1. No dar la espalda a los problemas.
  2. Decir las cosas a la cara, aunque joda.
  3. Decir NO a un jefe si crees que no está en lo correcto. Y saber cuándo parar para no provocar un despido procedente (por cierto, tengo un amigo al que adoro que dirigió una película con ese título, si me queréis, verla).
  4. No abandonar cuando la cosa se pone chunga. Nadie dijo que vivir, en general, fuera un episodio de los Teletubbies.

5. Ser valiente. No solo para ir sola por la calle de noche, sino para saber salir de las situaciones cuando la mierda te llega al cuello. Y encima tener ganas para ayudar a los demás, porque siempre crees que hay alguien que está peor que tú. 

6. Poder resolver problemas matemáticos del día a día. Dos más dos son cuatro SIEMPRE y un adolescente, por definición, te va a dar por culo y va a ser difícil vivir con él. Si coges la calculadora para hacer operaciones tan sencillas como ésta, estamos jodidos.

7. Levantarse cada día a pesar de que te apetezca una mierda y sonreír en el trabajo. Aunque la becaria te haya quitado el puesto de jefa que deberían haberte ofrecido a ti por experiencia y conocimientos, pero que debido a tus profundas arrugas ha pasado de largo.

8. Seguir luchando por lo que crees. Porque lo vales, aunque no todos te lo quieran reconocer.

9. Encontrar un trabajo con 57 años, aunque te paguen un salario mísero, y tener la certeza de que habrá otro mejor dentro de un año. Porque lo vales y estás en tu mejor momento vital.

10. Ser mujer. Indistintamente de tu sexo.

Amigas, tenemos más huevos que el toro de Osborne. Y yo creo que les damos un poco de miedito a los hombres y a ellos, a veces, se les encogen ante nosotras. No es fácil sentirse desprovisto de un atributo tan suyo y quedarse como si nada. Yo solo quiero que los recuperen, que a veces, los huevos, pesan.

Mar

Yo tengo güevos, desde pequeña ¡lo tengo clarísimo!

No tengo nada que añadir al decálogo del poseedor de güevos de Mar, pero sí me gustaría hacer alguna puntualización.

El poseedor de estos atributos debería saber que no solo por tener bolsa escrotal se le “debe” respeto, eso hay que ganárselo a pulso, día a día y exige mogollón de esfuerzo. Si pudiéramos cambiar papeles, aunque fuera sólo una semana, seguramente aprenderían lo difícil que es que te tomen en serio si no estás “buenorra” (el tamaño y el uso que hagas de tu cerebro es anecdótico) en un mundo dominado por la testosterona.

Para tener güevos, no es necesario levantarse cada día con una tienda de campaña debajo de la cinturilla del pantalón de pijama… Mostrar tus debilidades, saber llorar y abrazar en determinadas circunstancias, te hace mucho más hombre que un empalme mañanero…

La comunicación no es cosa de “marujas”, no somos la bruja Lola y no adivinamos el pensamiento… Aunque resoples como un loco y estés de mal humor, si no nos cuentas qué te pasa realmente, solo podemos hacer conjeturas… ¡Hablar de tus problemas no te hace menos hombre!

Ser padre no solo es “plantar la semillita” es implicarse día a día, con tus hijos, con su educación, con sus problemas… Ten güevos e implícate en esa difícil aventura, no te conviertas en un crío más cuando las cosas no salen como tú esperas…

Aprende de las mujeres que te rodean, aunque nuestra vida generalmente es mucho mas difícil que la vuestra, afrontamos, como buenamente podemos, cada situación (por difícil que sea) por difícil que sea con una sonrisa (aunque luego lloremos en el baño)

!!!ESTO ES TENER GÜEVOS!!!