Quiero la vida de la Pataky

Seamos sinceras. La envida sana no existe. Existe la envidia verde, la cochina, la mala envidia que te convierte en mala persona… Incluso existe la falta de envidia. Pero no hay nada de sano en este sentimiento. En este pequeño pecado capital. ¿O era venial? No pienso llamar a las monjas de mi colegio para que me lo aclaren. 

Llevo una temporada larga bastante inactiva, demasiado en contacto con las redes sociales y con algunos programas de cotilleo. Me estoy volviendo una descerebrada, en resumidas cuentas. 

En uno de estos momentos de encefalograma plano, me asaltó una foto….¡qué foto!. Chris Hemworth, el supermarido de la Pataky, lanzándose al agua y sonriendo a cámara. Y como llevo días sin pensar, me dio por pensar en lo que no debo:

QUIERO LA VIDA DE LA PATAKY

Quiero no tener residencia fija pero poder elegir entre una maravillosa casa a orillas del mar en algún idílico lugar de Australia, o una mansión en L.A. Según mi marido trabaje en un hemisferio u otro del mundo. 

patakys family

Quiero ser la más lista del portal y enamorarme del tío más guapo, sexy y adorable del mundo y que encima él también caiga rendido a mis pies. Que esa joya sea más joven que yo y que me mire con esa cara que lo derrite todo. TO-DO.

Quiero tener tres niños sucios y descalzos todo el día porque son libres retozando en la playa de L.A. o de Australia, donde papi tenga a bien rodar una peli de Thor o un anuncio de algún perfume con un traje que le sienta como un guante. Seguro que hay alguien en casa que los baña después y dejan el agua de la bañera negra, pero ¡qué mas da! No creo que los Hemsworth Pataky se fijen en la roña de los sanitarios. Ni conocen la existencia del Cillit Bang. Eso es cosa de otros. Los que les ayudan a que su sonrisa dure día y noche.

Quiero tener un cuerpecito menudo y fibroso que me haga ser imagen de una marca de lencería porque sigo estando de infarto. 

rs_600x600-180402150349-600-chris-hemsworth-elsa-pataky-4218

Quiero pasarme el día en la playa y que mi marido haga surf. Me importa una mierda que me deje al cuidado de las tres fieras. Porque como voy a llevar un inmenso bolso boho chic, lo puedo llenar de galletas y zumos de todos los colores y cuando me den el coñazo les lleno la boca. Porque todo vale con tal de que me dejen ver a papi salir del agua con la tabla bajo el brazo y el neopreno a la cintura…¡ay Dios!

chris_hemsworth_266_667x1000

Quiero no dejar de sonreír nunca, nunca, nunca. Pero claro, cuando una tiene este paisaje todo el día a la vista, ¿cómo poder quitar la sonrisa tonta de la cara? No hay manera. 

pataky_hermsworth

Me falta poco para la vida de Pataky: tengo dos hijos, no tres, estoy a falta de uno (creo que la menopausia no me va a dejar lograr alcanzarla). Mi marido no está nada mal, pero es dos años mayor que yo. Hace surf, pero con todos mis respetos, el neopreno a la cintura no le sienta tan bien. Me faltan la playa, el cuerpo fibroso y delgado y la sonrisa eterna, pero que nadie desespere, que como me ponga, lo consigo. 

@mardelolmoescritora

Herma, de verdad que yo no te entiendo… Después de tantos años de lucha por los derechos de la mujer, tú lo que quieres ser es ¿Elsa Pataki? Ehhh ¿¿holi??

Vayamos por partes, reconozco que Elsa Pataki está de infarto, pero si tienes en cuenta que no tiene álbumes de fotos de antes de los veintitantos (porque no la reconoce ni su madre), que su mejor amigo es un cirujano plástico (no me cabe la menor duda) y que seguro que ella tampoco disfruta todo el rato, porque aspiraba a ser buena actriz (pero eso no es operable)…

TAMPOCO ES PARA ENVIDIARLA TANTO

¿Que tiene un marido que quita el hipo? Totalmente de acuerdo, pero con las inseguridades femeninas y algunos “celillos” de vez en cuando… ¿Crees que Elsa es siempre feliz? ¡NI DE COÑA!

Seguro que le persigue a todos los rodajes, vaya donde vaya, por la inseguridad que le provoca que ruede escenas escabrosas (o no) con chicas impresionantes y además más jóvenes que ella…

¡QUE UN MARIDO PIBONAZO NO SIEMPRE ES UNA BICOCA!

Y los niños… muy monos y muy hippies, libres como pájaros todo el día, sin reglas ni normas que coarten su creatividad… ¡Espera a que tengan 15 años Elsa! Que te vas a arrepentir hasta el infinito y más allá de no haberles marcado límites, porque esos cachorrillos ideales de ahora, se pueden convertir en unas hienas en la adolescencia, ¡QUE SE RÍEN DE TI MIENTRAS TE COMEN LAS ENTRAÑAS!

Y lo de no tener casa fija… ¡menudo coñazo estar siempre haciendo y deshaciendo maletas!

Su vida me resulta tan increíble como los enamoramientos de la mini Pantoja. No me creo ni una cosa ni la otra…

Te venden la idea de “familia feliz” sin caja, pero en todas partes cuecen habas…

No deja de ser una mujer que con tanto “vete y ven” no tiene raíces en ninguna parte… Puede sonar muy idílico, pero creo que es importante formar parte de “algo” una comunidad de vecinos, un grupo de madres que toman café después de dejar a los niños en el cole, un grupo de amigas dispuestas a contarse las alegrías y las penas…¡QUE MUJER PUEDE VIVIR SIN AMIGAS! ????

Y conservar una amistad exige tiempo compartido, risas a dúo y muchas cañas!!

No me da envidia, creo que ni ella ni nadie, y si profundizo y busco algún motivo para envidiarla ¡lo acabo de encontrar!

A mí realmente, lo único que de verdad me da envidia de La Pataky es que toda la familia vaya siempre semidesnuda… ¡porque no tiene que planchar!