MARUJAS AL PODER

Se acercan las elecciones y una vez más tenemos que decidir quién queremos que incumpla sus promesas y nos robe durante los próximos cuatro años.

Es triste, pero si eres asidua consumidora de las noticias nacionales, te das cuenta que no tenemos muchas más opciones… ¿O si?

YO VOTO POR UNA MUJER

Una de esas que son capaces de conseguir alimentar a una familia de 5 miembros con el salario mínimo durante todo un mes.

Una de esas que educa con mano firme a sus hijos, haciéndoles valorar lo que tienen y restando importancia a lo que nunca estará a su alcance.

Una de esas incansables, que después de trabajar 8 horas fuera de casa, limpia su hogar, hace la cena para la familia y plancha un rato antes de acostarse… ¡y sin perder la sonrisa!

Una de esas que antepone a todos antes que a ella, que pone tapas a sus zapatos para que los estrene su hija, que renuncia a un vestido nuevo para pagar una excursión.

Una de esas que se esfuerza en ahorrar, guardando el cambio de la compra, con la ilusión de alcanzar un objetivo.

Una de esas que puede que no tenga mucha “educación ” pero a la que le sobren principios. Que distinga claramente el bien del mal y que no busque excusas para su conciencia si en algún momento se desvía del “camino recto”.

Una de esas que sería capaz de cualquier cosa para que sus hijos tengan mejor formación que ella, que conoce la importancia de la educación y de los valores que transmites.

Una de esas capaz de ser una jueza justa hasta en los momentos en que ella también es parte del conflicto.

Quiero que dirija el país mi madre, mi suegra, mi tía, mi hermana, mi hija… Alguien que se haya esforzado en la vida, que todo lo que haya conseguido se lo haya ganado por méritos propios, sin necesidad de comprar títulos ni “pagar” favores. Alguien con sentido común, por desgracia el menos común de todos los sentidos. Alguien sensible, empático, honesto, agradable, orgulloso del honor que se le ofrece dirigiendo un país que es la casa de todos…

Quiero votar, tengo que votar, pero por favor candidatos, ofrecedme un futuro mejor para mis hijos y garantizadme una gestión transparente.

Y como no tengo claro que me lo puedan ofrecer, quiero una partido de mujeres, desde amas de casa a profesionales, porque ellas tienen lo que realmente busco en un presidente…

Si estáis de acuerdo gritad conmigo ¡MARUJAS AL PODER!

Lou

Querida hermana, yo creo que tú deberías ser LA PRESIDENTA. así, con mayúsculas. Por todo lo que acabas de decir.  Pienso que no hay que buscar mucho más.

No quiero pensar en políticos que mienten. No me entra en la cabeza que se pueda ser tan mala persona de continuo. Tener como único fin en la vida el de llenarse los bolsillos a costa de lo que sea. Lo que sea. Y dejar que tus iguales las pasen canutas. Y seguir mintiendo sin pestañear para seguir llenándose los bolsillos…

Comparto totalmente la idea de una mujer en la presidencia. Somos capaces de hacer muchas cosas a la vez y encima de todo, nos ponemos a la cola de las necesidades.

No creo en la superioridad de la mujer, en absoluto se trata de eso. Pero sí ha llegado la hora de tener la oportunidad de demostrar que lo haríamos muy bien. Alguien con mano de hierro, eso sí, que luego hay que lidiar con toros de cuernos afilados y negros como la pez. 

Si formas un partido con ese bucólico nombre, cuenta conmigo para hacer campaña o bocadillos de panceta, cualquiera de las dos cosas sería un placer. 

@mardelolmoescritora

Una respuesta a «MARUJAS AL PODER»