Cualquier tiempo pasado no fue peor (ni mejor)

He recibido un artículo maravilloso. Fue publicado el 12 de septiembre en El Mundo, y supongo que será viral en muy poco tiempo. Yo estoy contribuyendo a ello.

Habla de todas esas veces, siendo niño, o joven, que hemos dicho “yo eso no lo pienso hacer” cuando nuestros padres nos han hecho algo. Ellos eran los malos de la película. Los que no tenían idea de cómo tratarnos. ¡¡Nos creíamos tan especiales!! Yo por lo menos. Una pequeña Dama de las Camelias en potencia. Llorona y delicada. Continuar leyendo “Cualquier tiempo pasado no fue peor (ni mejor)”

EL SÍNDROME DE MRS. ROBINSON

Todos los días (o casi) vemos en revistas del corazón y suplementos del hígado parejas con edades muy desiguales.

¿En quién has pensado?

Seguro que en parejas en las que él era mayor que ella. Está asumido que esa situación es la normal.

Y luego está Demi Moore, a la que todas envidiamos y criticamos por conseguir ligarse a Ashton Kutcher. Que está para hacerle un tremendísimo favor… Continuar leyendo “EL SÍNDROME DE MRS. ROBINSON”

Hasta el moño de retos virales

Sí señoras y señores. Estoy de mala leche. Será injustificado, pero como estoy en esa edad en la que no tengo el “chichi pa farolillos“, digo y hago lo que me sale del moño y me preocupa una mierda lo que me digan los demás. 

Soy relativamente fan de las redes sociales. Me divierten a veces, otras me sorprenden, me ayudan a encontrar amigos de la infancia para cotillear cómo han envejecido de bien o de mal y, a veces, hasta me han hecho compartir cosas que de verdad quería que  mi mundo supiera.  Continuar leyendo “Hasta el moño de retos virales”

Quiero ser @bloguera menopáusica

La cosita anda “mu mal” que diría Rosalía. Mi hermana y yo hemos entrado en una edad complicada para el trabajo, pero fantástica para vivir y disfrutar. 

Yo siempre he sido la inmadura de las dos, pero tiene toda su lógica, soy la pequeña también. Como parte de esta regresión a mi adolescencia, estoy cometiendo actos pueriles que estoy gozando como una caribeña una piña colada.  Continuar leyendo “Quiero ser @bloguera menopáusica”

Una cuestión de educación (de mala educación)

Mi madre tiene una sabiduría innata. Y un sentido común como pocas personas. Cuando de jovencita me echaba algún novio ella veía las posibilidades de viabilidad de la pareja mucho mejor que Aramís Fuster. Mal ejemplo. Esta pobre está loca. El caso es que tenía una probabilidad de acierto de 9 sobre 10. Y cuando no veía las cosas claras, siempre te decía que lo más importante no era pertenecer a una misma clase económica, sino tener la misma educación. Y nunca se equivocó. No solo es importante para la convivencia en pareja, la educación lo es TODO para vivir en sociedad. Continuar leyendo “Una cuestión de educación (de mala educación)”

El síndrome del impostor

La primera vez que escuché hablar de este síndrome me quedé de piedra. Hablaba una psicóloga deportiva, muy rápido, muy claro, y parecía que estaba hablando de mí. 

Por resumirlo en pocas palabras, es esa sensación que tienes de que no estás realmente a la altura en nada de lo que haces, que has llegado donde estás por sucesivos golpes de suerte, pero que en realidad no vales tanto como los demás piensan. Continuar leyendo “El síndrome del impostor”

No, así no…

Partiendo de la base de que nací en el siglo pasado, cada vez entiendo menos el mundo que me rodea….

Creo que no soy intransigente ni radical, pero últimamente me pasan cosas que me sacan de quicio…

Mis padres me educaron en el respeto, me enseñaron que el valor como persona de un barrendero (por poner un ejemplo) es el mismo que el de un ministro…

Que a ambos hay que tratarlos con deferencia y educación. Continuar leyendo “No, así no…”

La verdadera historia de Benjamin Button

No me canso nunca de ver esa película. Tiene todos los ingredientes que me hacen sentir bien: 

  • Brad Pitt cuando no necesitaba una media en la cámara como Sarita Montiel.
  • Una bonita historia de un amor imposible que se hace posible.
  • Un corte de manga al ineludible paso del tiempo.
  • Grandísimas dosis de irrealidad.

Pero claro, tantas veces la he visto, que  la he psicoanalizado.  Continuar leyendo “La verdadera historia de Benjamin Button”

El síndrome de las bragas sucias

Tengo 50 años recién cumplidos y ya me siento atrapada en una edad que no me gusta. Y no es culpa mía.

Es responsabilidad de la sociedad valorar lo vintage. Porque yo no soy vieja, ni mayor, soy vintage. Tengo el toque justo de belleza y antigüedad que da clase y chispa a cualquier reunión. 

Pero no me dejan que me lo crea. MECAGOENTODOLOQUESEMENEACOÑO.

Trabajo desde hace una eternidad en una grandísima multinacional. Esto es como Amnistía Internacional. Lleno de gente de todos los países y condiciones. Hay que estar al día y poner el “check” en los cupos:  Continuar leyendo “El síndrome de las bragas sucias”

Si estás piripi, aléjate del “selular”

En mi familia hay una femenina propensión al alcohol. No como para acabar en Alcohólicos Anónimos, pero sí para sobrellevar algunas de las cosas que se nos hacen bola en la vida.

Yo tengo la suerte de tener dos hijos en la maravillosa edad de la adolescencia. Todo son granos y subidones hormonales que desestabilizan la vida familiar y la paz espiritual a golpe de portazo. Cuando me entran ganas de hacer un genocidio aborrescente, sonrío y me cojo una Mahou de la nevera. O del congelador. Todo depende del tamaño del cabreo. Cuanto más gordo, más fría tiene que estar la cerveza. Así de básica soy yo.  Continuar leyendo “Si estás piripi, aléjate del “selular””

Toca hacer propósitos para 2019

Todas las últimas semanas del año hay que hacer balance de lo hecho para volver a incluir en la lista del siguiente año eso que dejamos pendiente. Resúmenes de las noticias destacadas en la prensa, los mejores momentos de Facebook, tus fotos más comentadas… pero, ¿qué pasa de puertas para dentro?

Ya he renunciado a lo de apuntarme al gimnasio porque me lo he montado en casa. Queda divino para enseñar a las visitas, pero coge polvo a lo bestia por falta de uso. Dejé el tabaco hace mucho, así que otro clásico del que me tengo que despreocupar.

Dejar la cerveza más de 48 horas es misión imposible (para lo que ha quedado Tom Cruise) Continuar leyendo “Toca hacer propósitos para 2019”

#Me too (mí tú), ¿y tú?

No soy muy de reivindicar, aunque esté mal decirlo. Arrastro un trauma universitario. En plena huelga de estudiantes, allá por el final de los 80 (¡lo que ha llovido, nevado y granizado!), una de las protestas consistió una sentada cortando el tráfico en medio de la ciudad, y por lo tanto, perjudicando a las pobres personas que tenían que llegar a su hora a trabajar. La injusticia de nuestra falta de respeto me hizo abandonar la sentada, y los gritos de “esquirol” me persiguen desde entonces.  Continuar leyendo “#Me too (mí tú), ¿y tú?”

YO TENGO HUEVOS. TÚ TIENES HUEVOS

No voy a entrar en la guerra de sexos. Nací en el 68 así que soy más de proclamar el lema de “MAKE LOVE, NOT WAR”.

Pero hay que empezar a destruir barreras, empezando por el lenguaje.

Se han escrito miles de páginas sobre lo guay que es “ser la polla” y lo chungo que es “ser un coñazo”. Esto lo dice todo…

Pues hay que cambiarlo.

¡YA!

Tengo datos “casi” científicos basados en tests de cercanía realizados en entornos laborales y familiares durante años por centenares de miles de féminas.

Vamos, lo que viene siendo las conversaciones entre mujeres. Estos son los resultados. Continuar leyendo “YO TENGO HUEVOS. TÚ TIENES HUEVOS”